Background Image





De carácter extraordinario, personaje de la Historia Queretana, querido por unos odiado por Otros, así fue Jesús Arriaga alias “Chucho El Roto”. Jesús Arriaga, nació en Santa Ana Chiautempan en el estado de Tlaxcala (México) en 1858. Su nombre original era Jesús Arriaga. Se convirtió en astuto bandido e inmejorable estafador al no encontrar otro camino para vengarse de un millonario que lo mandó a presidio. Se asegura que su cautiverio se debió a la venganza de don Diego del Frizac, un millonario de origen francés, tío de una agraciada joven noble que se enamoró de Jesús, quien era en ese entonces un pobre y honrado carpintero. Matilde del Frizac y él procrearon una hermosa niña a quien pusieron por nombre María de los Dolores (Lolita). Al descubrirse el hecho Jesús fue humillado y amenazado por los parientes de la muchacha, y finalmente rechazado por esta, por temor a su tío. Entonces Chucho decidió robarse a su hija, y este fue el motivo para encarcelarlo, primero en la penitenciaría de la Ciudad de México (cárcel llamada Los Arcos de Belén), de donde fue trasladado finalmente a San Juan de Ulúa, una de las cárceles más temibles del porfiriato.
Era conocido con el sobrenombre de “Chucho El Roto” porque para llevar a cabo sus estafas acostumbraba vestir con suma elegancia, al estilo de los adinerados de esos tiempos, en pleno porfiriato, los llamados rotos (elegantes o catrines). Su esposa Matilde, su hija Lolita, y sus amigos “La Changa”, “El Rorro” y “Lebrija” fueron testigos de los inteligentes atracos de “Chucho El Roto”, quien con gran filantropía repartía el botín de sus fechorías entre los más necesitados. Ya agonizante, “Chucho El Roto” musito a lolita: “Hija mía, de mi alma… se buena, sé caritativa, se honrada como yo lo he sido… yo luché por los desheredados de la fortuna… yo fui humilde y… quise que tu no lo fueras… pero hoy me arrepiento: sé humilde, sé buena, ten compasión para los que sufren…” En cuanto a los restos de Jesús Arriaga, cuentan que cuando abrieron el féretro este estaba lleno de piedras, así que no se pudo saber más de él. Hasta la fecha no se sabe dónde sepultaron a Jesús Arriaga “Chucho El Roto”, unos dicen que en México, otros que en Veracruz, si usted sabe dónde fue sepultado y lo puede comprobar, el pueblo mexicano se lo agradecerá...
Logo Logo Logo Logo Logo
© Copyright 2016 - El Mesón Chucho El Roto